miércoles, 17 de noviembre de 2010

4.5 ELABORACION Y ESTRUCTURA DEL DISCURSO:

ELABORACION Y ESTRUCTURA DEL DISCURSO:

TIPOS Y ELEMENTOS DEL DISCURSO.





Definición de la palabra discurso.



La palabra discurso, según el RAE (Diccionario de la Real Academia Española) tiene diversas acepciones, y muchas de ellas con significado completamente distinto. Nosotros definiremos la palabra discurso de la siguiente manera:

“Un discurso es toda sucesión de palabras, expresadas de forma oral, extensas o cortas, que sirva para expresar lo que discurrimos; debe ser adecuado, es decir, ordenado, acomodado y proporcionado para lo que se quiere, perfecto para el caso”.



(Diccionario de la Real Academia Española)



Función del discurso.



Existen tres funciones principalmente en un discurso:



Entretener.



Busca en el auditorio una respuesta de agrado, diversión y complacernos. El propósito se basa en hacer olvida la vida cotidiana con sus pequeños sucesos y sus apremios basados en el humor. Ofrece grandes ventajas, ya que el tema puede ser de libre elección.



Informar.



Persigue la clara comprensión de un asunto, tema o idea que resuelva una incertidumbre. Su principal objetivo es de ayudar a los miembros del auditorio para que estos pretendan ampliar su campo de conocimiento. Su característica principal de este discurso es llevar a cabo la objetividad.



Convencer.



Su función básica es influir a los oyentes acerca de verdades claras e indiscutibles que de poder ser probadas y comprobadas. Se ha de argumentar lo que se dice, y para ello será necesario hacer uso de elementos cognitivos y racionales. La utilización de la expresión verbal y el llamamiento de emociones para lograr este objetivo es muy importante.






El Propósito del discurso.



El primer paso para la planeación del discurso es decidir la función de éste (explicado en el punto anterior). Cuando el orador quiere hablar en público necesita saber la razón por la cual quiere hacerlo. También debe saber qué es lo que quiere obtener del público. De esta forma podrá optimizar sus esfuerzos en la preparación del mensaje, para que de esta forma cada argumento, imagen y palabra contribuyan para lograr su objetivo.



¿A quién va dirigido un discurso?



Es muy importante que nos realicemos esta pregunta, puesto que de ello dependerá en gran medida la elección de nuestra forma de hablar y de nuestro vocabulario. No es lo mismo hacer un discurso la educación que de medicina, ya que el uso de tecnicismos y el vocabulario serán completamente distintos.

También hemos de observar que tipo oyente vamos a tener. No es lo mismo que un jefe haga un discurso a sus trabajadores en una cena de empresa, que un ministro lo haga ante el parlamento.



(Eileen McEntee 2da. edición)





TIPOS DE DISCURSOS.

El tipo de discurso variará de acuerdo a la ocasión y el momento. Los principales tipos de discurso son el informativo, persuasivo, el de entrenamiento y el improvisado. Cada uno de ellos responde a una estructura determinada y su empleo depende de la finalidad o propósito. Es necesario que tengas conocimiento de cuando usarlos.



El discurso informativo.

El discurso informativo transmite datos o información. Es completamente objetivo y su finalidad principal es lograr que el público aprenda. Según la psicología –como escuela de pensamiento-, es un llamado a la mente.

La preparación de este discurso conserva la misma estructura básica del bosquejo: introducción, desarrollo y conclusión, asimismo todo el cuidado que se requiere para su presentación.

El propósito del discurso informativo puede ser el de explicar, definir, describir o exponer. Dependiendo del propósito toma el nombre del tipo de discurso.

El discurso informativo de explicación especialmente cuando quieres explicar un proceso, por ejemplo, el ciclo del agua; de definición, cuando el tema requiere que el término o los términos empleados sean explicados para que el público pueda comprender todo el discurso. La definición la puedes hacer por medio de la etimología, por contrastes o por sinonimia.

(Fournier Marcos Celinda)

A continuación veras la matriz (propuesta por Martha Graves Cumming) para desarrollar el discurso informativo.

Tema: ¿qué vas a presentar?

¿Qué es lo que deseas que tu audiencia necesite conocer?

Propósito: ¿Qué quieres que tu audiencia conozca o haga después de tu discurso?

Audiencia: harás el análisis de tu público; cuáles son sus necesidades, intereses, creencias o valores para que puedas llegar mejor a él.



Introducción

Oración para llamar la atención: puedes utilizar cualquiera de las formas de introducción ya mencionadas anteriormente, cuidando que sea atractiva.

Tesis: es la afirmación de lo que trata tu tema; se le llama también breve entrada al tema

Oración del método: es la guía de los puntos importantes que complementa la idea principal.



Cuerpo.

Ideas principales: son los puntos más importantes del discurso.

Ideas secundarias: son las ideas que ayudan a la comprensión de la idea principal.

Apoyos visuales: son los materiales utilizados para una mejor presentación del tema.



Conclusión.

Frase de transición más tesis: está formada por un elemento de transición. Puede ser “finalmente” , “por lo tanto”, etc., y se apoya con la oración de tesis inicial.

Reafirmación de las ideas principales: es una recapitulación de los puntos principales, pero no debe llevar ejemplos.

Cierre: es el remate y puedes emplear cualquiera de las formas de conclusión.

(Martha Graves Cumming)



El discurso persuasivo.

El discurso persuasivo pretende influir en la actitud de sus receptores, ya sea con el convencimiento o con la motivación para realizarlo. Según la psicología, es un llamado al alma. Según Aristóteles, se puede persuadir utilizando las siguientes categorías: ethos, el pathos y el logos.

Ethos: es la credibilidad del orador ante su público, es la imagen que el auditorio percibe del expositor.

Phatos: apela al sentimiento de los oyentes; los envuelve con las emociones y hace uso de las necesidades, valores y deseos de la audiencia.

Logos: es la persuasión por la argumentación lógica y directa; va dirigida al razonamiento de los receptores.

(Aristóteles)

Recuerda que en el discurso persuasivo debes ganarte la aprobación de tu público. Para esto es importante presentarles las ventajas y beneficios que pueden obtener, así como las desventajas al no llevar a cabo las acciones propuestas. Por ejemplo, si tratas de persuadir para que la gente deje de fumar, puedes presentar apoyos visuales de pulmones destruidos de fumadores constantes.

Discurso de entretenimiento.

El discurso de entretenimiento proporciona distracción al público. El factor primordial de este tipo de discurso es el humorismo, el cual logra una plática agradable: sobre todo, el ingrediente esencial es el humor fino.

Se basa, principalmente, en el relato de experiencias vividas y compartidas para lograr un tanto agradable. Este tipo de discurso recurre mucho a las imágenes hechas a través de los sentidos; es decir, las personas que lo escuchan se imaginan y viven el relato como si estuvieran en el lugar de los hechos.

El discurso improvisado.

La palabras improvisar proviene del latín improvise. Es presentar un discurso sin haberlo preparado con anticipación o inventarlo mientras se presenta. Hacerlo repentinamente sin tener los recursos con los cuales debería disponerse.

El discurso improvisado consiste en explicar una idea que conocemos bien, con las palabras no previstas ni preparadas. Practicar la improvisación sirve para salir airosamente en situaciones difíciles y para adquirir fluidez.

Lo importante para este discurso es tener muy claras las ideas que van a exponer. A pesar de que se puede decir en cualquier momento y con un lenguaje sencillo, se necesita habilidad y practica en la improvisación.

Es necesario la agilidad mental y los recursos a la mano, por parte del expositor. Debe con la práctica, ampliar su vocabulario, porque este le facilita la improvisación. En este tipo de discurso no se inventan las ideas ni los conceptos, se usa la gama de vocablos adquiridos habitualmente.

(Fournier Marcos Celinda)





















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada